miércoles, octubre 25, 2006

BALANCE CINEMATOGRÁFICO 2005 DE VIDEOS VISTOS POR LA MITAD PORQUE TE QUEDASTE DORMIDO COMO UN CERDO (Y EN EL SENTIDO AMPLIO DE LA PALABRA “MITAD”)

“Los Coristas”: Emocionante película sobre un maestro que arma un coro con niños problemáticos. Al menos eso dice la caja; en realidad la película finaliza abrupta e inexplicablemente a los quince minutos, en una parte donde el maestro conversa con el director en una oficina, sin haber llegado a armar el coro ni nada. Incluso creo que termina en la mitad de una frase. Creo que esta película hubiera sido mucho mejor si realmente hubieran aparecido en algún momento los famosos coristas del título. En fin, son esas cosas del cine europeo experimental.

“Hellboy”: Película de impresionantes efectos especiales sobre un demonio criado por los humanos durante la segunda guerra mundial. Una pena que termine abruptamente en la mitad de una escena, a los quince minutos, en la que el demonio está levantando unas pesas. El director perdió la oportunidad de contar una trepidante historia de acción y en su lugar eligió contar un drama psicológico sobre halterofilismo, que encima no tiene resolución. Una pena.

“El Expreso Polar”: Película navideña que trata de un niño que se toma un tren para visitar a Papá Noel. Animación 3D de excelente factura, aunque el guión se resiente por el hecho de que la película termina abruptamente en el minuto 32, en una parte donde el niño habla con un linyera en el techo del tren. Un final injustificable. Tampoco es muy coherente el hecho de que la película vuelva a empezar treinta minutos después, cuando tu hijo te despierta aterrorizado porque aparecen unas marionetas monstruosas. La película vuelve a terminar cinco minutos después, y vuelve a empezar cuando el niño está de vuelta en su casa y abre su regalo de Navidad (una elipsis inexplicable, que deja decenas de baches narrativos: ¿Qué pasó con el tren? ¿Apareció Papá Noel? ¿Qué hacía mi maestra de inglés de séptimo grado montada en un unicornio, aunque probablemente esto fuera parte de un sueñecito? La falta de profesionalismo de los guionistas de Hollywood asusta). Luego, termina de nuevo, pero no puedo precisar exactamente en qué parte si no que me encontré súbitamente en medio de la noche, subido a la cama con zapatos.

“Cumbres Borrascosas”: El clásico de Emily Bronté, protagonizado por Ralph Fiennes y Juliette Binoche, que llega hasta casi el final, y termina cuando el maldito del protagonista habla con una chica de algo (en medio de una frase). Es difícil hacer una crítica de esta película porque a partir del minuto veintitrés, si bien la película no termina abruptamente, como las anteriores, es como que “semi-termina”, dando toda la película la sensación de que estás viéndola a través de tus pestañas, como en un estado de modorra y ensoñación, casi de sueño. Un interesante efecto onírico que desgraciadamente conspira contra la memorización del argumento.

“Llámame Peter”: Película que narra la biografía escandalosa del comediante Peter Sellers, que termina abruptamente en una escena en la que habla con Stanley Kubrik en un auto.Un final muy poco dramático, aunque esta vez no es por culpa de los Dioses del sueño sino porque no soportamos seguir enterándonos de que nuestro actor favorito era un COMPLETO CRETINO y un DESCOMPENSADITO.

“Bob Esponja – La película”: ¿Qué pasa con los guionistas de Hollywood? ¿No les han enseñado en la escuela los conceptos básicos de principio, nudo y desenlace? A diferencia de las anteriores, a esta película lo que le falta no es el final sino el principio (este es uno de esos films donde a uno le tocó cocinar), y empieza cuando estás terminando de condimentar la ensalada y el protagonista – un animal marino, por lo que pude entender el argumento sería parecido a “Liberen a Willy” o a “Tiburon” o a “Buscando a Nemo” – ya está en medio de la aventura, que tampoco me la acuerdo bien.

“Soñar Soñar”: Un caso parecido al anterior, en este caso debido al temita del sueño, sólo que tiene principio, tiene desenlace,pero le falta la parte del medio.

“El Aviador”: Esta película directamente no tiene argumento, porque después de la cena con tintorro o sidra ni siquiera llegué a sacarla de la caja. Vuelvo a preguntar: ¿qué pasa con los guionistas de Hollywood?

“París Texas”: Tampoco.

“El Capitán Sky y el mundo del mañana”: Ídem.

“Kill Bill 2”: No.

“Vida Acuática”, “Gente de Roma”, “Cortos Franceses de 1920”, “Las trillizas de Greville”, “Hiroshima mon Amour”: No, no, no, no, no. No.

“Million Dollar Baby”: Me temo que ni siquiera llegué a alquilarla. Es una de esas películas que uno las lleva al mostrador, hace unos visajes dubitativos y la termina devolviendo para sacar una con Ben Stiller. Y después te encontrás con un amigo de tu primo, que hace años no ves y que te cuenta que anda metido en el tema de las asambleas barriales, y te enterás que todavía hay, y decís “¡mirá vos!”, y después te vas a casa y comés guiso de arroz con pollo. Es ese tipo de película.

“Los Desconocidos de Siempre”: Este caso es GRAVÍSIMO, porque cuando la vi hace años sí que tenía argumento y ahora ya no. Esto nos da la idea de que el cine europeo también está en decadencia, especialmente el cine europeo de hace cuarenta años.

El balance, pues, es bastante negativo, especialmente en lo que refiere a finales abruptos y ausencia total de argumento, por lo que nos preguntamos por qué el cine actual no es más temprano y antes de comer, en lo posible sin alcohol, o antes de dormir al nene. La respuesta, como siempre, la tienen las nuevas generaciones de cineastas.

Podeti

1 comentario:

Marcelo dijo...

Fabian, me asombran los comentarios autoritarios que nos brindas, y la poca capacidad de imaginacion que tenes, para asociar la historia de "BUSCANDO A NEMO" a conceptos profundos de RESILIENCIA, donde en las peores condiciones de vida EL PAPA dedica toda su vida al hijo hasta dar con el finalmente. Todos los personajes que aparecen son extraidos de cada personaje de esta realidad donde vivimos, y las actitudes resilientes son la unica esperanza para transformar esta realidad en la que nos vemos casi obligados a vivir gozando de algo que nos quiere imponer la sociedad, con el fundamento de no tener un horizonte claro y seguro, y que la trascendencia para algunos es un cuento de hadas y para otros una duda existencial. Ojala a traves de este blog puedas llegar a tanta gente con otra vision de tus comentarios. Igualmente, rescato tu profesionalismo y dedicacion.
Un abrazo